Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 febrero 2010 5 05 /02 /febrero /2010 08:27
Sábado 31 octubre 2009 6 31 /10 /2009 09:50

Próxima Conferencia

 
  28 de OCTUBRE - 20:00hrs

Nietzsche: Asì hablò Zaratustra

Entrada liberada
Benavente #826  
 

Baúl Filosófico

 

 

 

 

 En cierta ocasión, un hombre de gran erudición, fue a visitar a un anciano que estaba considerado como un sabio. Llevaba la intención de declararse discípulo suyo y aprender de su conocimiento. Cuando llegó a su presencia, manifestó sus pretensiones pero no pudo evitar el dejar constancia de su condición de erudito, opinando y sentenciando sobre cualquier tema a la menor ocasión que tenía oportunidad. En un momento de la visita, el sabio lo invitó a tomar una taza de té. El erudito aceptó, aprovechando para hacer un breve discurso sobre los beneficios del té, sus distintas clases, métodos de cultivo y producción. Cuando la humeante tetera llegó a la mesa, el sabio empezó a servir el té sobre la taza de su invitado. Inmediatamente, la taza comenzó a rebosar, pero el sabio continuaba vertiendo té impasiblemente, derramándose ya el líquido sobre el suelo. -¿Qué haces insensato? -clamó el erudito-. ¿No ves que la taza ya está llena? -Ilustro esta situación -contestó el sabio-. Tú, al igual que la taza, estás ya lleno de tus propias creencias y opiniones. ¿De qué te serviría que yo tratara de enseñarte nada?

 

 

Libro Recomendado

 

 
"Ankor el discípulo": en la que cuenta las peripecias de un joven aspirante a la sabiduría oculta, en el ambiente imaginado de los momentos previos al hundimiento de Poseidonis, el último vestigio de la mítica Atlántida, según los diálogos de Platón. En esta obra de juventud, Livraga vierte las enseñanzas que él mismo había recibido durante la primera etapa de su formación filosófica
 
Curso Agosto

 

 

afixe nuevo beb1

 

 

Película Recomendada

 
  
Si esta en busca de un momento de reflexion esta es su oportunidad, esta pelicula tiene todo lo que una vez quisimos del cine oriental, emotiva, intrigante, aquellas de las cuales solo se logra apreciar con lo mejor de nosotros mismos.
 

Algo sobre Música

Mozart

 

 

  Se dice que cuando Wolfganag Amadeus Mozart (1756-91) era sólo un adolescente se le acercó otro muchacho de su edad y le preguntó cómo componer una sinfonía. Impertubable y seguro de sí mismo, Mozart le contestó que aún debía dejar pasar muchos años. Irritado, el joven le objetó:"Pero tú ya componías a los diez años". La respueta de Mozart fue demoledora:"Sí, pero no tenía que preguntar cómo".

 
REALIDAD DEL MUNDO DE LAS HADAS PDF Imprimir

Las Hadas forman parte de las creencias de todos los pueblos de la antigüedad. Desde los tiempos más primitivos, su misterio ha sido objeto de la especulación humana. ¿Quiénes son las Hadas? ¿De dónde vienen?

La procedencia de su nombre, como todo lo que pertenece a este mundo mágico, tiene diversas fuentes: la palabra “hada” procede del latín “fata”, derivada a su vez de “fatum”, el Hado, el Destino, que en épocas antiguas fue considerado una Diosa. Igual procedencia tiene el término francés “fée”, del que se derivaron las palabras inglesas “fey” y “fairie”, que han sufrido después variaciones en su ortografía: “fayerye”, “fayre”, “faerie” y “fairy”. 

La palabra “faerie”, hace referencia al mundo de las hadas como entidad, a un lugar geográfico, y es también un adjetivo para describir sus atributos, adjetivo que en español se convierte en “feérico”, como por ejemplo aplicado a la llamada “música feérica” o música de las Hadas.

Las Hadas representan el poder, un poder mágico incomprensible para los humanos; la tradición las supone criaturas extrañas, con unos valores y una ética muy alejados del género humano; no piensan y, lo que es más singular, no sienten como los seres humanos. Son en sí criaturas de la materia prima de la vida y van sin cesar atraídas hacia todas las formas de la facultad creadora y, sobre todo, hacia los momentos de gran emoción, en los que tratan de participar. 

Poetas, artistas, escritores, escultores, músicos y demás participantes, en rigor, de todas las Artes, se reconocen deudores de una fuerza no identificable, invisible, sensible, delicada, esquiva y poderosa que se llama “inspiración” o “Musa” y que por lo general es irresistible cuando se presenta.

No es ninguna coincidencia que sean éstas también las principales características de las Hadas. Por ello, caso de ser cierta su hipotética existencia, se ha de considerar infinitamente valiosa.

El país de la Hadas es un mundo de misterioso encanto, de cautivadora belleza, de enorme humor, de insensible malicia, de júbilo e inspiración, de risa, amor y tragedia. Es mucho más rico de lo que, por lo general, nos induce a creer la propia literatura y es, además, un mundo en el que hay que penetrar con suma cautela.



LOS ORIGENES DE LAS HADAS

La mitología escandinava relata cómo los gusanos que salen del cadáver del gigante Ymir se transforman en elfos claros (las elfinas, que viven en el aire, son criaturas bondadosas y felices, pero los elfos oscuros, que tienen sus dominios en las regiones subterráneas, son malignos.

La versión islandesa cuenta, por otra parte, que hallándose Eva lavando a sus hijos a orillas del río, se le apareció Dios y le habló. Asustada y temerosa, escondió a los hijos que no había lavado todavía. Le preguntó Dios si estaban allí todos sus hijos, y ella le contestó que sí. Le advirtió El entonces que aquellos que le había ocultado quedarían ocultos al hombre también. Estos niños ocultos se convirtieron en elfos o hadas, y en los países escandinavos se les denominó raza huldre.

En otros lugares se cree que son ángeles caídos; o paganos muertos que no son lo suficientemente buenos para ir al cielo, ni lo bastante malos para tener sitio en el infierno, obligados a vivir eternamente, “en medio”, en las oscuras regiones del reino intermedio.

Sin embargo, estas creencias provienen solamente de la llegada del cristianismo, antes de cuya fecha todos los pueblos de la antigüedad tenían en sus tradiciones y mitologías múltiples referencias a estos seres mágicos, ya que el mundo de las Hadas es muy antiguo y precede en muchos milenios al cristianismo.



EL MUNDO DE LAS HADAS

En el folklore nórdico existe un sinfín de mitos, sagas y leyendas alrededor de un Reino de misterioso encanto, que vanamente se busca en el mapa. Se llama el Otro Mundo, el País de la Eterna Juventud, el Mundo de detrás de los Mares, el Reino de las Muges, el Imperio de la Esperanza, el País de las Promesas, las Islas Bienaventuradas.

Algunas de estas islas flotan y otras están sumergidas; salen a la superficie una vez cada siete años. En las tierras donde habitan las Hadas reina la paz y la felicidad. No amenazan sequías ni heladas, pues siempre hay un clima templado. No existen las enfermedades, el envejecimiento ni el trabajo duro.

El mundo de las Hadas, contrariamente al nuestro, es un mundo ambiguo y fugaz. Las únicas reglas son la libertad y la fantasía, y es un mundo de gran belleza. El reino feérico está dotado de dimensiones suplementarias. Sus habitantes poseen el don de hacerse invisibles. Además, el tiempo no tiene el mismo valor, una hora feérica puede corresponder a un año terrestre. Por otro lado, toda noción de transición y cambio, como el crecimiento, por ejemplo, les es desconocido. En un lugar perdido en el tiempo, sus habitantes no experimentan la edad, sujeta al paso del tiempo. El tiempo en ese otro mundo transcurre al margen del nuestro. Es el tiempo para el Espíritu, el momento de percepción sensorial absoluta, cuando se está intensamente cerca de la esencia de las cosas. El otro tiempo se produce por el deseo del hombre de salirse del tiempo natural. Es a través del tiempo del reloj donde se pierden aquellas vivencias captadas en el mundo mágico, tiempo de Sueño.

La flora en ese otro mundo, aunque parecida a la nuestra, es mágica y oculta poderes especiales. Los nombres de los árboles y las plantas se relacionan con hechizos de embrujo y sabiduría.



NATURALEZA DE LAS HADAS

Las Hadas son formas de vida dentro de los elementos. Estas formas de vida tienen sus cuerpos en el plano energético o vital, llamado “pránico” por los ocultistas. Por ello no son visibles para el hombre.

Como elementales de la tierra, su apariencia es similar a la humana, y sus tamaños varían entre una proporción diminuta y la de una persona normal.

Están regidas por la luna, y por ello, en noches de luna llena se reúnen y danzan en círculos en los prados circundados de bosques.

La sabiduría popular recoge a través de mitos y leyendas este conocimiento antiguo transmitido de generación en generación, donde nos dan a conocer con increíble belleza la relación existente entre estos seres mágicos y el hombre.

Como espíritus de la naturaleza, pueblan los bosques, aguas, aires y cuevas. Los hombres de la antigüedad creían que cada objeto o manifestación de la naturaleza tenía un carácter espiritual y otro físico. De esta manera, un espíritu de árbol se personificaba en una “dríade” o ninfa de los bosques, cuya vida duraba igual que la de su árbol. Un espíritu de agua se convertiría en una ondina, mientras que el espíritu de una montaña encarnaba en un hada solitaria con su morada bajo un arbusto, en un castillo antiguo o en una colina.

Su apariencia suele ser humana, pero están dotadas de poderes mágicos, y con ellos interfieren en la vida de los humanos. La materia de su cuerpo es etérea, sensible y fluida y en constante proceso de modificación. La fuerza de un pensamiento o sentimiento puede determinar la forma de su apariencia: se muestran como plantas, animales, piedras, chorros de agua, llamas y ráfagas de viento, como bellezas o fealdades grotescas, como jóvenes o ancianos y utilizan el don de hacerse visibles.

Las Hadas representan un poder mágico, el poder de la Fantasía. Casi todas ellas, cualquiera que fuere su carácter, aspecto o tamaño, tienen ciertas facultades mágicas y pueden favorecer o perjudicar a los hombres a voluntad.

Las explicaciones sobre la manera de ser y las cualidades de los habitantes de este país son contradictorias. Al ser pequeñas en algunas regiones, las Hadas reciben el nombre de “gente menuda”. Otras personas aseguran que las Hadas son enormes y prepotentes, más grandes que los seres humanos, y a veces las envuelve un halo luminoso. Su figura se caracteriza por tener algún miembro exagerado o deformado. Así, tienen las orejas puntiagudas y algunas veces rabos de vaca y ojos bizcos. A menudo tienen los cabellos ondulados y unas alas extendidas que, sin embargo, no necesitan para volar, puesto que pueden surcar el aire a voluntad. Cuando están vestidas lo hacen con trajes de colores rojo y verde, sus colores mágicos. También van ataviadas con sedas de colores muy cálidos. El ser humano que las perciba, no sabrá, sin embargo, lo que hay de realidad en esta apariencia, ya que se mezcla la realidad y el hechizo.

La clasificación de los llamados seres “mágicos” es difícil, a causa de la aparente falta de reglas y la fugacidad de su mundo. El concepto de Hada es muy amplio. Se pueden apreciar distintas especies, conforme a su aspecto, morada y costumbres.

Pero en líneas generales podemos distinguir dos grandes grupos, las Hadas que benefician a los hombres, otorgándoles, dones, regalos, virtudes, etc., y las que los perjudican con sus embrujos.

Según su apariencia y forma de actuar, se pueden reconocer las “Damas Blancas” y las “Damas Verdes”.

Las Damas Blancas viven en los antiguos castillos, en cuevas y en los arbustos sagrados. Se las ve en raras ocasiones.

Las Damas Blancas pertenecen a las familias más selectas de las Hadas, representan la virtud y la sublimidad. Son mujeres de gran belleza y van ataviadas con vestidos de seda blanca. Son excepcionalmente bondadosas y generosas, y cuando aparecen sólo es para ayudar. Si una persona se encuentra en una situación desesperada, tal vez una de ellas acuda inesperadamente y le ayude. También señalan el camino a los que se han perdido, apaciguan las tempestades y hacen regalos muy valiosos.

Las Damas Verdes personifican los poderes de la naturaleza. Sus moradas son los prados, los bosques y las aguas. Llevan sedas de color verde, y contrariamente las Damas Blancas nunca harán un favor sin recibir algo a cambio. Suelen burlarse de los humanos que se han perdido confundiéndolos aún más en su camino.

Desde los tiempos más remotos se suponen relaciones entre el hombre y el mundo de las Hadas. Entre los humanos y las criaturas de la naturaleza siempre ha habido fuertes lazos de unión.

En el tiempo en que el hombre se sentía parte de la Naturaleza y estaba unido a ella, las Hadas vagaban libremente en nuestra tierra, y ambas razas se conocieron y se toleraron bien, ayudándose mutuamente.

Más tarde, a lo largo de los siglos, el hombre olvidó que él era parte activa de la Naturaleza, un aliado, y no su dueño. El mundo mágico adquirió una aureola de fascinación y mito, y los contactos con los hombres fueron despareciendo. Los vínculos se cortaron y los encuentros casuales entre ambos mundos destacaron desde entonces en su mayoría bajo el signo de la desconfianza.

¿Existen hoy en día relaciones entre ambos mundos? ¿Se puede ver a las Hadas? Las viejas leyendas así lo atestiguan, dicen que quien se interese por los seres de la naturaleza puede llegar a verlos, ya que ellos lo propician. La incredulidad, la falta de fe, la desconfianza, es un muro que impide traspasar las fronteras de la imaginación.
 
< Anterior   Siguiente >

Postales X Región

Imagen0003.jpgImagen0004.jpgImagen0067.jpgImagen0069.jpgImagen0005.jpgImagen0002.jpgImagen0066.jpg

Filosofando

 

EL TRIPLE FILTRO DE SOCRATES

El siguiente diálogo nos habla de la filosofía práctica socrática.

-¡Escucha, Sócrates, tengo que contarte algo...!
-¡Un momento, amigo! ¿Has filtrado lo que quieres decirme por los tres filtros?
-¿Tres filtros?, no te entiendo...
-Vamos a ver... El primer filtro es la verdad. ¿Has comprobado que lo que me vas a decir es verdad?
-No, yo lo escuché contar y...
-Quizás lo puedas pasar por el segundo filtro, el de la bondad. Lo que me quieres contar, ¿es bueno?
-No, por el contrario...
-Entonces, vamos a ver si por lo menos es necesario...
-Necesario no es, precisamente.
-Entonces, amigo, si lo que me quieres contar no es ni verdadero, ni bueno, ni necesario, no me lo cuentes y no te hagas problemas tú ni me los hagas a mí con ello.

 

 

 

 

LO QUE CONSUMIMOS

 

HISTORIA DEL VINO
 

   El vino ( Vinum, en latín) es un licor alcohólico que se obtiene del zumo de la uva exprimido y fermentado. Lo cierto es que no hay consenso en los orígenes de la vid. Hay quienes sostienen que están en Asia Central, mientras otros aseguran que su origen es europeo, donde existía ya en las épocas terciaria y cuaternaria.Lo claro es que el vino era conocido en todos los pueblos antiguos, desde la India, pasando por Egipto hasta la Galia y España. La revelación del proceso de esa elaboración se atribuye a Osiris, entre los egipcios, y a Dionisios, entre los griegos. Por su parte los hebreos afirman que fue el mismísimo Noé el primero en cultivar la vid y el vino ha ocupado entre ellos un lugar preeminente en sus ritos y costumbres, así como en las fiestas de los primitivos griegos y romanos.Los chinos fueron buenos conocedores en el arte de fermentar el mosto de la uva y los primeros en reglamentarlo. Imagínate que en el año 2285 a.C. un hombre fue castigado por mezclar vino de uva con licor de arroz.Hacia el siglo XVI, la vinicultura se practicaba ampliamente en Francia. En ese tiempo, este país europeo era uno de los mayores productores. Pero tenía problemas. Había que buscar la forma de evitar que la fermentación secundaria, producida en el vino de champagne después de embotellado, explosionara. El tapón hasta entonces utilizado era formado por tejido de lana y lacre.Fue el monje Dom Perignon (1638-1715) quien introdujo la utilización del corcho, técnica que había aprendido de los españoles, y una botella más gruesa. Con eso, la segunda fermentación pudo desarrollarse, dando origen al champagne.Fue entonces cuando el monje pronunció sus conocidas palabras: "¡Vennez vite mes fréres, je bois des étolies!" ("¡Venid rápido hermanos, estoy bebiendo estrellas!")

 

 
Meditación y Cerebro

Se sabe que la meditación altera los patrones del cerebro en reposo, pero un nuevo estudio muestra que la meditación también está asociada a un aumento del espesor cortical.Los cambios estructurales se han encontrado en áreas cerebrales importantes para el procesamiento sensorial, cognitivo y emocional. Las imágenes por resonancia magnética mostraron que la práctica regular de la meditación está asociada con un incremento del espesor de un subconjunto de regiones corticales relacioneadas con la percepción sensorial auditiva, visual e interna, incluyendo algunas asociadas a la frecuencia cardiaca y respiratoria. Los investigadores también encontraron que la práctica regular de la meditación puede disminuir el adelgazamiento de la corteza frontal relacionado con el envejecimiento.

 

Estadísticas

Visitantes: 233978
© 2009 Corporación Cultural Nueva Acropolis - Puerto Montt
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.
logo.jpg
Hola, Buenos días , Bienvenido a Revista Natural
Universidad Europea de Madrid

  Inicio | Números de la revista | Suscripción | Tarifas Publicidad | Buscador | Comentarios | Libro de visitas | Foro | Enlaces

 

6 usuarios activos

Agenda

Noticias

Agricultura Ecológica

Ecología

Entrevistas

Feng Shui

Masaje

Medicina Natural

Medio Ambiente

Salud

Sociedad

Artículos

Artículos

Otoño 2009

Verano 2009

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Hadas. Entre la leyenda y la realidad
Fecha del artículo 1/12/2002 / Fecha de alta en Natural 3/12/2003

Enviar artículo a un amigo Versión imprimible
hadas01122002.jpg 

Brillan entre la oscuridad, se esconden detrás de las hojas y flores, sus movimientos son rápidos, pensados y mágicos. Se muestran sólo ante quienes ellas quieren y, después de verlas cara a cara, tu vida cambiará para siempre...


La leyenda
Según algunas viejas y misteriosas leyendas irlandesas, hace millones de años, cuando la tierra empezaba a formarse y aun no había pista alguna de ningún ser humano, las hadas se convirtieron en las primeras pobladoras de nuestro planeta. En antiguos escritos se ha encontrado una detallada descripción de su fantástica llegada bajando desde el cielo a través de una tormenta de humo, nubes y fuego. Las hadas totalmente diferentes a nosotros, mostraron desde el principio sus enormes habilidades místicas y su gran sabiduría. Así vivieron largo tiempo en la Tierra, hasta que los humanos llegamos y las hadas tomaron la decisión de dejarnos solos, aunque no por completo, ya que antes de irse, construyeron algunas puertas que por siempre mantendrían unidos a nuestro mundo con el suyo.


El mundo secreto
Es un mundo lleno de magia ubicado en una dimensión paralela a la nuestra, ahí es donde todas las hadas habitan. Muchos no creen que este mundo exista y menos piensan en sus habitantes como seres con vida. Sin embargo, de generación en generación la existencia de las hadas y su vida ha ido cambiando. Durante la Edad Media, pensaban que las hadas eran diosas. Para el siglo XVII, se creía más bien que eran una especie de criaturas sobrenaturales, algo así como ángeles. En la cultura irlandesa, británica y escocesa, las hadas han sido una verdadera sensación, formando incluso parte de su propio legado, y se han dividido en grupos o clanes de acuerdo al lugar en que habitan.


¿Qué son en realidad?
El cuerpo de las hadas es muy poco denso y eso hace que su forma se mantenga en un continuo cambio ya que prácticamente están compuestas por pura energía. Si alguna vez llegáramos a ver un hada, nuestra mente haría que viéramos esa energía de la única manera que la pudiéramos llegar a comprender. Una de las primeras cosas que más nos llamarían la atención serían sus alas. Las hadas las utilizan para algo más que volar, pues están compuestas de una gran cantidad de luz y un sinfín de emociones, por lo que también les sirven para pensar y se podría decir que hasta para expresarse. Los ojos de las hadas son como ventanas del alma, aunque se debe advertir que también son como espejos en los que podríamos ver lo en realidad hay en nuestro interior. La mayoría de las veces, estos pueden verse fríos, profundos y misteriosos, pero no tienes nada que temer, ya que nunca te harían daño.


¡Polvos energéticos!
La comunicación entre hadas puede darse por medio de bailes, a través de la música, con símbolos y hasta por telepatía. Pero no creas que hablar con un hada es como tener una conversación con cualquier persona. Su lenguaje es un poco más complicado, es una combinación entre lo poético, lo irracional y lo absurdo. Además, una de sus principales características es su peculiar y magnética risa, por lo que para poder interpretar correctamente sus verdaderas intenciones, se debe prestar mucha atención. La indumentaria de las hadas habla mucho sobre ellas mismas, nunca verás un hada usando lo mismo que otra. En definitiva las hadas pueden ser guardianes, ya que ellas nos pueden guiar y aconsejar, logrando que nuestra energía se equilibre e incluso se multiplique.


¿Cómo encontrarlas?

Les encantan los bosques y los jardines, todo lo relacionado con las flores y las plantas de cualquier tipo. También se sienten atraídas por las mariposas y los sitios donde hay cascadas o fuentes, ya que el sonido las relaja. Para poder ver un hada, no sólo se necesita querer hacerlo, sino también ellas tienen que aceptarnos dentro de su mundo. Poder ver cara a cara a un hada no sólo significaría una de las más increíbles experiencias de este mundo, sino que además, significa poder observar de cerca su poder y lo caprichosas, sensibles y delicadas que son.


Testimonios de otro mundo
Hay una famosa historia que ocurrió en la villa de Cottingley, Inglaterra: dos pequeñas niñas llamadas Elsie y Francés fueron fotografiadas acompañadas de estas mágicas personalidades. Para 1919, esto fue todo un escándalo y aun más cuando se comprobó que las fotos no tenían ningún tipo de truco fotográfico, por lo que fueron editadas en la revista Strand y, desde esa fecha, se han convertido en la más convincente prueba de que las hadas existen. Sin embargo, a casi un siglo de que ocurriera este suceso, muchos han puesto en tela de juicio lo que vieron estas dos niñas inglesas. En realidad, la cuestión no es lo que ellas vieron o si lo que se muestra en esas fotografías es real o no, lo valioso es que creían en hadas y, sin lugar a dudas, también nos hicieron creer en ellas...


Pedazos de historia

Hada proviene de la palabra latina “fata”, que a su vez se deriva del termino “fatum”, cuyo significado es destino. Sin embargo, esta palabra ha tenido una infinidad de variaciones, que se han ido modificando a través del tiempo y en diferentes lugares. Otros nombres con los que son conocidas las hadas son: “Fair Folk” o “Verry Volk-Gower”, nombre originario de Gales; “Fees”, nombre asignado en el norte de Inglaterra; “Wee Folk”, apodo de la región escocesa e irlandesa; “The Green Children”, extraído de la literatura medieval y “Still Folk”, conocido así en la región montañesa de Escocia.

 

hada01122002.jpg

 

i.gif Results.aspx%3Fq%3DLA+REALIDAD+DE+LAS+HA

Si nos quiere enviar un articulo haga click aquí

Paginas optimizadas a una resolución 800 X 600 e Internet Explorer 4.0 o Superior
Si tiene algún problema con la visualización o navegación en alguna de las páginas
 o si tiene alguna sugerencia, comuníquenoslo
  webmaster@revistanatural.com

Anterior : EXISTENCIA DE LOS DUENDES,TITANICOS... Volver a la página principal Siguiente : MISTERIO: LOS HOMBRES...

Presentación

Crear un Blog

Crea tu blog gratuito

Calendario

Febrero 2010
L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
             
<< < > >>
stats

Compartir este post

Repost 0
Published by JONATHAN ISMAEL FRIAS CONCEPCION
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : TU DISCOVERY B & C & R.D. INTERNACIONAL
  • TU DISCOVERY B & C & R.D. INTERNACIONAL
  • : Es un blog web pagina disponible para descubridores e inventores
  • Contacto

Enlaces