Reino Unido quiere exterminar ave invasora latinoamericana

"Cotorra monje"

El Reino Unido quiere exterminar - aunque sea a tiros- a un "enemigo" que está poblando sus campos. Se trata de una especie invasora llegada desde América Latina: la cotorra monje.

Esta especie de loro (Myiopsitta monachus) es una vistosa ave tropical. Ruidosa, de plumaje iridiscente verde y azul y un pico de color naranja, el ave puede vivir hasta 30 años.

Pero, a pesar de su apariencia exótica, la cotorrita "amenaza la vida silvestre y los cultivos", afirma el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra, por sus siglas en inglés) del Reino Unido.

Por eso, este organismo anunció medidas de control que van desde el realojamiento de las aves en aviarios, la retirada de sus nidos, o - como último recurso - dispararles.

Defra estima que hay alrededor de 100 a 150 de estas aves de color verde y amarillo en el Reino Unido, principalmente en el sureste de Inglaterra, incluyendo en Londres.

Y aunque la especie aún no ha causado daños, Defra asegura que potencialmente pueden ser una amenaza para la "infraestructura nacional".

Se sabe que la cotorra monje ha causado daños a cultivos en América del Norte y del Sur, y podrían provocar cortes de energía ya que muchas veces construyen sus nidos en torres de energía.

"Daños significativos"

"En casos extremos, podría significar que tengamos que matar a algunas, pero aún no hemos utilizado este método. Solo llevamos a cabo medidas para contrarrestar su amenaza potencial", dijo un vocero de Defra.

A diferencia de su pariente, el periquito de collar, que ya es común en algunas partes del Reino Unido, la cotorra monje construye grandes nidos comunales que llegan a medir hasta 30 cm de altura.

"Esta especie invasora ha causado daños importantes en otros países a través de la actividad de anidación y alimentación y estamos tomando medidas ahora para prevenir que esto ocurra en el Reino Unido", agregó el portavoz.

Los grupos de conservación de aves en el Reino Unido parecen tener opiniones divididas sobre la decisión.

Un portavoz de la Sociedad Real para la Protección de las Aves, RSPB, dijo que "entendemos que van a ser llevados al cautiverio; pero no vemos que sea necesario que sean sacrificados. La decisión de Defra es prudente".

"Estamos felices de que se estén tomando medidas para removerlos del medio silvestre. Se trata en general de una pequeña población, y ya que las aves se agrupan en colonias y se concentran en uno o dos sitios, será posible erradicarlas ya que pensamos que su presencia podría ser un problema", agregó en un comunicado la agrupación.

Comercio de aves

No todo el mundo está contento con la decisión.

La organización Especies No Nativas del Reino Unido (NNSS, por sus siglas en inglés), concluyó en una investigación que la amenaza de estas cotorritas es relativamente menor y que los agricultores han exagerado los problemas que causan.

Según cita el diario británico The Independent, "si Defra quiere ver el fin de estas especies no autóctonas que viven en el Reino Unido, se debería prohibir la importación y cría para el comercio de mascotas".

"Mientras tanto, si se los considera como un problema, deben investigar las medidas no letales en lugar de apresurarse a matar", agrega Kate Fowler, coordinadora de campañas de la organización Animal Aid.

La cotorra monje es un ave muy inteligente y sociable. Se vende en el Reino Unido en tiendas de animales y son elegidas por su capacidad para desarrollar amplios vocabularios.

A pesar de que está en contra de la ley para liberar a estos periquitos, la gente sigue haciéndolo. Y las aves son ya residentes en Bélgica, España e Italia.

Así que aunque la población de Inglaterra pueda ser destruida, las aves podrían volver.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.